Beneficios ambientales

La recogida selectiva no sólo afecta positivamente a la gestión de residuos, sino que también aporta a nuestra sociedad y a nuestro entorno una serie de beneficios ambientales:

Utilización de los residuos como recursos

Mejora de los resultados globales de recuperación de otros materiales

Prevención del cambio climático

Incremento de la vida útil de nuestros vertederos

Protección de los suelos

Conservación de los recursos naturales